lunes, 22 enero 2018

Invertir en Euros o Dolares

E-mail

 

Los tremendos desequilibrios fiscales en EE UU exigirán, más tarde o más temprano, una fuerte devaluación. Por eso cree necesario poner las barbas en remojo y las reservas en otra parte. El dólar ha dado señales puntuales de cierta mejora respecto al euro, en realidad más a consecuencia de las tensiones políticas coyunturales que afectan a Europa (realización del referendo francés, elecciones alemanas), que por los muy escasos méritos propios del manejo macroeconómico del Gobierno Bush.


oportunidadAcotó que está fuera de toda duda que los tremendos desequilibrios fiscales y del sector externo que presenta Estados Unidos, tarde o temprano, exigirán una fuerte devaluación del dólar o una grave recesión o (lo más probable), una combinación de ambas.


Para sustentar esos argumentos, se cita las recientes declaraciones de Alan Greenspan (FED), en las que dijo que “largos períodos de estabilidad económica y bajos riesgos, a menudo, desatan la euforia de los humanos y, finalmente, acaban con fuertes caídas del precio de las acciones”, recordemos que las compras especulativas de inmuebles pueden poner en riesgo la economía estadounidense, ya que una gran parte de los préstamos hipotecarios refinanciados se han destinado a financiar el consumo.


Un incremento de las tasas de interés en Estados Unidos podría reducir las facilidades para refinanciar los créditos hipotecarios y si se produjera una caída de los precios, tendríamos dos factores que provocarían una contracción del consumo privado y, por lo tanto, la economía estadounidense podría sufrir un colapso.


Sobre este punto mencionó dos datos: El índice de confianza del consumidor estadounidense de la “Conference Board”, cayó con fuerza durante el mes de septiembre y marcó el mínimo de los dos últimos años.

 
Red de Sitios Latinos
 
Latinos